Valenciano en la Vega Baja

Valenciano en la Vega Baja

Aquí, el que les habla, vive en la Comunicad Valenciana, me siento valenciano y español y la comarca donde he tenido la fortuna de nacer y crecer llamada, la Vega Baja, ha sido históricamente un crisol de nacionalidades que han venido atraídas por el clima y por el cariño con el que recibimos a todos los que eligen esta zona para vivir o pasar sus vacaciones.

Uso del Valenciano en la Vega Baja… sobre el papel

El valenciano en la Vega Baja no es una opción

El valenciano en la Vega Baja no es una opción

En nuestra comarca, la Vega Baja, no se habla el valenciano, eso es tan cierto como que el sol nos ilumina más días que al resto de España.

En esta zona el valenciano sólo existe sobre el papel: los documentos oficiales están en valenciano y en castellano, las webs oficiales están en valenciano y en castellano (en algunos casos, sólo en castellano), incluso los funcionarios, sobre el papel, se le presuponen dominio del idioma comunitario pero en la práctica esto es sólo sobre el papel.

La realidad es que en ningún lugar se habla valenciano, ni en los servicios públicos, ni en la banca, ni en los negocios, ni en ningún sitio y, en consecuencia, no se requiere. La oficina de empleo se pueden ver que las ofertas de empleo, actuales y pasadas, requieren que los aspirantes dominen, además del castellano, idiomas como Inglés (preferiblemente), alemán, francés, ruso, chino, etc. pero en ninguna se requiere el valenciano.

No se está en contra

En esta zona no es que se esté en contra del valenciano. Mis seis hijos están estudiando valenciano desde siempre, entre otras cosas, porque no quiero que pierdan oportunidades a la hora de optar a un puesto en la administración y le antepongan la lengua a la capacitación técnica del puesto al que se quieran presentar. Está claro que nunca tendrán el nivel de valenciano que puedan tener otro ciudadano de esta comunidad donde en casa se hable pero, en esta zona, es lo máximo que se puede conseguir. De todas formas mi opinión es que se estudie, es un conocimiento añadido que nunca está de más, sobre todo si se estudia desde pequeño.

Valenciano en las aulas

language-schoolDesde las instituciones quieren forzar la implantación del valenciano en esta zona aprovechando una reivindicación histórica de los padres que es la Jornada Continua y requiere entre sus puntos que se ponga en marcha orientando a los alumnos al uso del valenciano. Aquí si que vemos una cierta imposición que entendemos inadecuada o como decimos por aquí, es mezclar las churras con las merinas.

Además, la administración envía a la Vega Baja los profesores que no dominan la lengua con lo que el aprendizaje queda, al igual que el inglés, como algo básico y que sólo se supera cuando se indica en el curriculum.

Actualmente se dan aproximadamente a la semana cuatro horas de valenciano, dos de lengua y dos de inglés y, como padre, pediría que se dieran cuatro horas de inglés, dos de lengua y dos de valenciano. ¿Con quién hay que hablar?

Conclusión

Como valenciano en la Vega Baja me molestaría mucho que alguien pudiera poner en duda mi sentimiento hacia mi comunidad por el hecho de que no hablo valenciano o que viera en este artículo un ataque al valenciano. Sería una posición extremista, excluyente y alejado de la realidad y, aunque en el fondo me da igual, constataría el uso de la lengua como arma política y discriminatoria algo que en la Vega Baja no entenderíamos ya que, en el tema de la lengua siempre nos hemos entendido durante muchos años, tanto propios como extraños.

 

 

Quizás te interese

Compartir

No se admiten más comentarios